Carrito

Siete pasos para un ambiente libre de radón

Según la Directiva Europea EURATOM BSS 59/2013, es de obligado cumplimiento el control de la exposición al radón en puestos de trabajo. La Directiva marca como nivel de referencia 300 Bq m-3. Radonova ha diseñado las siguientes etapas siguiendo las recomendaciones del CSN (Consejo de Seguridad Nuclear – www.csn.es ) para el control de la exposición al radón en puestos de trabajo.

Etapa 1 – Fase de planificación

Esta primera etapa consiste en elegir los puntos en los que se van a colocar los detectores de radón y definir las zonas homogéneas de concentración de radón. También se debe recopilar toda la información que sea posible sobre los tiempos de ocupación en cada lugar de trabajo, horarios, etc. Para decidir el número de detectores a emplear se puede consultar la guía 11.04 del CSN

Etapa 2 – Medida de la exposición anual de los trabajadores

La medida de la exposición anual de los trabajadores se llevará a cabo empleando detectores pasivos expuestos durante un periodo mínimo de tres meses evitando el periodo de junio a septiembre, excepto para instalaciones que permanezcan cerradas durante el otoño-invierno.

En lugares de trabajo subterráneos se recomienda que las exposiciones abarquen un año completo, si bien es preferible realizar las estimaciones de la concentración de radón a partir de dispositivos expuestos en cuatro periodos consecutivos de tres meses de duración cada uno.

El nivel de referencia (NR) viene expresado como una concentración media anual de radón en el lugar de trabajo. Se comparará el resultado obtenido en la etapa 2 con el nivel de referencia de la Directiva Europea de 300 Bq m-3. La medida se debe realizar por un laboratorio acreditado ISO 17025 que garantiza el cumplimiento de los requisitos de la guía 11.01 del CSN

Etapa 3 – Medida de radón durante horario de trabajo

Si el resultado de la medida de la etapa 2 es superior al nivel de referencia, Radonova recomienda repetir la medida para determinar de manera más precisa la exposición al radón de los trabajadores durante el horario de trabajo. Es posible que en este caso las exposiciones estén por debajo del nivel de referencia.

Etapa 4 – Medidas de remedio

La protección frente al radón debe primar el principio de optimización (principio ALARA), lo cual implica mantener las exposiciones de los trabajadores y el público tan bajas como sea razonablemente posible, teniendo en cuenta factores de la organización del trabajo, técnicos, sociales y económicos. Las medidas de remedio a emplear pueden ser o bien soluciones constructivas o bien administrativas

Etapa 5 – Verificación medidas de remedio

Se llevarán a cabo medidas de la exposición al radón de los trabajadores con las medidas de remedio de la etapa 4 implantadas y siguiendo los criterios de medida de la etapa 2.

Etapa 6 – Dosimetría personal

En ciertas ocasiones puede que no sea posible reducir las concentraciones de radón por debajo del nivel de referencia incluso con las medidas de remedio implementadas. En este caso, se llevará a cabo una dosimetría personal de los trabajadores que deberán tener en cuenta detectores de fondo. Según la directiva 2013/59/Euratom la exposición de los trabajadores que puedan recibir dosis superiores a 6 mSv/año debe gestionarse como una situación de exposición planificada, lo que implica un control de las dosis individuales

Etapa 7 – Entorno de trabajo saludable

El riesgo para la salud del radón está perfectamente establecido. El radón es la causa principal de cáncer de pulmón después del tabaco. La Directiva EURATOM 59/2013 obliga a controlar la exposición al radón en los lugares de trabajo. Incluso cuando las exposiciones resulten inferiores al nivel de referencia, Radonova recomienda repetir el estudio al menos cada 10 años

Seis pasos para un ambiente libre de radón en el lugar de trabajo. Una guía para verificar el contenido de radón. Orden de medición de radón.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.