was successfully added to your cart.

Carrito

¿Cuántos detectores son necesarios para las medir la concentración en el lugar de trabajo?

By 31/05/2019 agosto 1st, 2019 Uncategorized

Desde la entrada en vigor de la nueva directiva europea sobre la protección contra la radiación (2013/59/Euratom) en 2018, que aún está pendiente de transposición en España, los trabajadores ubicados en zonas de riesgo deben estar al corriente de las concentraciones de radón existentes en los centros de trabajo. Esta nueva norma ha provocado un aumento considerable del número de edificios que deben someterse a mediciones en toda Europa. Sin embargo, realizar una medición adecuada de la presencia de radón en el aire del interior de cualquier construcción no es algo que se pueda improvisar de la noche a la mañana. Estas deben efectuarse siguiendo unas pautas estrictas para garantizar su fiabilidad.

Radonova, un laboratorio líder a nivel mundial, pone a disposición de las empresas una guía práctica para efectuar correctamente las medidas.

Obtener una visión de conjunto según el método «reglamentario».
El primer paso es efectuar una medición siguiendo las pautas establecidas por la legislación local. En general, se recomienda que la duración mínima sea de dos meses, con detectores de un laboratorio acreditado y debe tener lugar entre octubre y abril. Este método permite definir el índice medio anual de exposición al radón en Bq/m3.

Es mejor medir de más, que de menos.

¿Cuántos detectores hacen falta? Es la pregunta que más se repite cuando se plantea conocer la concentración en un lugar determinado. Lamentablemente, las autoridades no ofrecen suficiente información sobre la metodología que debe adoptarse. Esto hace que efectuar este cálculo de manera exacta resulte bastante complejo. Radonova recomienda aplicar la metodología internacional publicada por IRMA (la Asociación Internacional de Medición del Radón).
La idea de reducir el número de detectores al máximo para limitar el coste del proyecto puede resultar tentadora. Pero la mayoría de las veces no suele ser una buena idea. Es preferible disponer de más puntos de medición ya que, en caso de que el resultado sea anormalmente alto, será más fácil identificar con precisión los puntos de entrada del radón. El coste de un detector es bajo teniendo en cuenta el coste extra que pueden conllevar los análisis complementarios efectuados por un especialista.
Ampliar los puntos de medición evitará enfrentarse a importantes costes no previstos inicialmente.

Reglas para calcular el número de detectores necesarios

El método de IRMA para calcular el número de detectores de radón necesarios es el más eficaz para obtener datos fiables de la exposición. Sigue las recomendaciones de la guía:

• Los detectores de radón deben colocarse en las salas donde los empleados pasen más de 4 horas al día y en los sótanos donde pasen más de 50 horas al año.

• En los recintos amplios o ubicados en la planta baja o en el sótano es aconsejable colocar un detector cada 150 m².

• En los recintos amplios o ubicados en otras plantas es aconsejable colocar un detector cada 250 m².

• Se deben utilizar como mínimo dos detectores de radón en el interior de cada edificio y en cada planta.

• Es imprescindible controlar los niveles de radón en los recintos donde los empleados pasen más tiempo.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna duda. Nuestros equipos de especialistas podrán asesorarte durante las mediciones.

Encarga tus detectores de radón aquí

Thomas Chauvin

Author Thomas Chauvin

More posts by Thomas Chauvin

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.