Skip to main content
0

Carrito

Calibración de instrumentos en la medida de gas radón

La calibración de instrumentos al menos una vez al año es obligatoria en muchos países.  Esto es importante para que el instrumento proporcione resultados precisos y funcione correctamente.

¿La calibración de instrumentos es necesaria?

El radón es un gas radiactivo que pertenece a la cadena del uranio-238. Los descendientes del radón son isótopos radiactivos que se adhieren a nuestros pulmones. Se ha comprobado que la radiación emitida por los descendientes del radón daña las células de las vías respiratorias y los pulmones.

Los instrumentos profesionales, como el ATMOS, miden la radiación alfa del radón y sus descendientes. Con el ATMOS se puede analizar la evolución temporal del contenido de radón y su espectro energético. Al hacer esto, los usuarios pueden evaluar y diferenciar qué radiación alfa proviene de la desintegración del gas radón frente a los descendientes.

Sin embargo, esto no es posible utilizando instrumentos de radón menos sofisticados que miden la radiación alfa de todas los descendientes del radón, pero no pueden separarlos. La única forma de saber con certeza que los instrumentos están midiendo correctamente es mediante la calibración de instrumentos.

La calibración de instrumentos utiliza varios parámetros como la temperatura, la humedad y la presión del aire, así como  una fuente de radón conocida en el interior de una cámara donde se coloca el instrumentos que se quiere calibrar.

Comprueba el funcionamiento antes de la calibración

Antes de realizar una calibración de instrumentos, es importante realizar una verificación de servicio. De lo contrario, la calibración puede ser una pérdida de dinero. Una medida de fondo es importante.

La mayoría de los instrumentos que miden radón no pueden sustraer la señal de fondo debida a la acumulación con el paso del tiempo de Po-210. Esto significa significa que este efecto puede afectar al resultado de la medida del contenido de radón, si no se puede restar en el instrumento.

Exige a tu proveedor

Muchos instrumentos baratos no están diseñados para calibrarse individualmente. Esto significa que, en la práctica, deberás comprar un instrumento nuevo  cada año si deseas obtener resultados precisos.

Evidentemente, esto no aporta una buena relación calidad-precio.

Por lo tanto, solicita siempre un certificado de calibración al fabricante o solicita a tu proveedor una calibración que esté certificada antes de la entrega.

Si trabajas como  consultor de radón, tu mejor práctica es tener una calibración de instrumentos con carácter anual. Si eres propietario y contratas a un consultor de radón, solicita ver el certificado de calibración más reciente para los instrumentos que se están utilizando.

También es importante comprobar que el proveedor al que le compras los instrumentos tiene relación con una organización que puede gestionar el proceso de calibración y cualquier servicio relacionado.

Por desgracia, este no es siempre el caso. Radonova ofrece una prueba de funcionamiento en relación con el control de servicio y la calibración.

También ofrecemos una garantía de seguridad, lo que significa que tu instrumento no solo está calibrado, sino que también tiene la funcionalidad que se espera de la unidad en todo el rango de medida.

– Trabajar en la medida de radón requiere precisión y calidad a todos los niveles. Desafortunadamente, a veces el proceso de calibración es un área descuidada. A largo plazo, esto pone en peligro la validez de los resultados de la medida y pone en riesgo la salud.

Dado que solo un instrumento calibrado proporcionará resultados fiables, instamos a todos los que trabajan con instrumentos de radón a mantener un estándar de calidad y revisar y calibrar regularmente, comenta Karl Nilsson, CEO de Radonova Laboratories.

calibración de instrumentos

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close Menu