¿Cuándo es necesaria una medición de radón?

Si nunca se ha realizado una medición

Evidentemente, es imprescindible medir prioritariamente los lugares en los que nunca se ha realizado una medición de la presencia de radón. Incluso si la vivienda no se encuentra dentro de una zona «de riesgo».  El radón está en todas partes y cualquier edificio puede presentar concentraciones que sobrepasen el umbral de peligro recomendado por la OMS de 100 Bq/m³.

Repetir las mediciones cada 10 años

Es esencial controlar periódicamente los niveles de radón en el aire en interiores. Con el paso del tiempo, la estructura de los edificios se va degradando y pueden aparecer grietas, juntas envejecidas, taponamiento del sistema de ventilación, etc. que pueden conllevar un aumento considerable de las concentraciones de radón. Repetir la medición cada 10 años es incluso obligatorio en el caso de algunos centros de trabajo y edificios públicos.

A la hora de comprar un bien inmueble

No existe una regulación específica en el caso de las viviendas. En las zonas de riesgo, se recomienda informar de la posibilidad de la presencia del gas. En el resto de zonas, no existe regulación al respecto y por tanto no se informa al comprador sobre los riesgos asociados al radón. El radón está potencialmente presente en todas partes. Por eso, puede ser importante solicitar incluir una cláusula en la escritura de compraventa, con el fin de solicitar que se realice una medición de radón y se establezca que el coste de una posible intervención deberá asumirse a partes iguales entre el comprador y el vendedor.

Después de una intervención de mitigación

Si a raíz de una medición se considera necesaria una intervención de mitigación, habrá que recurrir a los servicios de un profesional competente para identificar las vías de entrada del radón y proponer las soluciones más adecuadas. Cada caso es particular y requerirá un estudio detallado. Una vez que se hayan completado las obras, el profesional encargado propondrá sistemáticamente volver a realizar una medición para comprobar que el sistema instalado es efectivo. Aunque esta prueba sea concluyente, no se debe dejar de repetir la medición cada 10 años.

ACREDITADO

Medir el radón en casa

Radtrak²® – Una medida clásica
a partir de 2 meses de exposición.

PEDIR
ACREDITADO

Medir el radón en casa rápido

Rapidos® – Una medición rápida
a partir de 10 días de exposición.

PEDIR